Mobbing

Dando vueltas por la red encontré este video que llamó mi atención porque me pareció una manera simple de explicar el mobbing o acoso laboral.

Parece que hablar del tema está de moda, sin embargo, no me parece algo nuevo, simplemente, se conocen los hechos porque hay nuevas tecnologías para comunicar de modo rápido y masivo.
Lamentablemente, algunas personas disfrutan de hostigar psicológicamente a sus compañeros; lo hacen individualmente o en grupo, en momentos en que otros no pueden observarlos y esta situación se repite a lo largo del tiempo.
El abuso de poder se manifiesta con agresiones, burlas o intimidaciones: insultos, ofensas, amenazas o difamaciones con el objetivo de hacer sufrir, irritar, humillar, perseguir, discriminar o excluir.

Generalmente, el agresor posee mayor jerarquía y un alto índice de ansiedad.
La víctima, en cambio, parece débil y demuestra una actitud pasiva.
Como consecuencia del mobbing, el trabajador comienza a aislarse, a tener dificultades en la concentración, cambios de humor, sensación de opresión en el pecho, problemas gástricos, pérdida de autoestima, miedo, angustia y ataques de pánico sin motivo.
Ahora, si la empresa es indiferente y la situación no recibe asistencia, también sufre consecuencias: mal clima de trabajo, disminución de la productividad, mala imagen, aumento en la tasa de accidentes y desgastantes procesos legales.

En definitiva, “se abusa la debilidad”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>